27 jul. 2009

La nueva vida de la “ex chica Corona” Julieta Gómez

De los desnudos a la fidelidad religiosa
Luego de terminar la temporada en Villa Carlos Paz con la obra “Carlos Paz tiene Corona”, donde se destacó como protagonista de un jugado cuadro de Striptease, Julieta Gómez decidió dejar atrás las producciones más osadas y los desnudos y comenzar un nuevo camino espiritual.

Desde ese entonces, la sensual morocha ingresó en una etapa de reflexión y cambios internos muy importantes que la llevaron a acercarse más al catolicismo y a participar activamente de un retiro espiritual en un convento de monjas en San Miguel, donde estuvo con voto de silencio hasta hace pocos días.

Hoy, Julieta se concentra en la redacción de su libro de cuentos, frases célebres y pensamientos de grandes personajes y analiza proyectos laborales acordes a los cambios que viene experimentando en su vida: “No voy a hacer más desnudos ni pienso sumarme en nada que no tenga que ver con mis valores culturales y espirituales”, comenzaba explicando la joven vedette.

Luego, la morocha siguió dando detalles de este cambio en su carrera artística: “Este medio te pide más y más y yo dije basta. Cuando uno comienza tiene un ideal, un anhelo, pero este medio me llevó a que las producciones de fotos eran cada vez más osadas, de sexys se transformaron en hot y luego en semi desnudos. Es una rueda que gira y gira en donde el cuerpo tiene que mostrarse y provocar más. Apenas paré y tomé conciencia de donde estaba, no me sentía feliz con lo que había realizado… ¡No me arrepiento! Lo hice, pero hoy decido cambiar y no seguir más haciendo lo mismo”.

Además, Gómez se encargó de aclarar los rumores que la vincularon con una ex compañera de elenco: “La relación con una ex compañera de elenco fue inventada. La idea fue mía y le propuse a ella realizar un amorío para la prensa. Mi idea era plantear la desigualdad social que hay sobre la homosexualidad entre la pareja masculina y la pareja femenina”. Y cuestionó: “¿Por qué se relaciona a dos mujeres en pareja con un tercer integrante masculino?”.

Para cerrar, Julieta se refirió a las “botineras” y su lugar en los medios: “Se pone en un ícono a cualquiera que tenga un amorío o relación con cualquier jugador de fútbol como si fuera un arte, un don o algo de lo cual uno deba admirar”.

Fuente: Primicias Ya

No hay comentarios: