25 jul. 2009

Sigue a full con ''Su'' renovación

Susana Giménez volvió a pasar por la clínica de Máximo Ravenna. La dieta y seguir las indicaciones le dan sus frutos: “¡Mira cómo se me caen los pantalones!”, expresó a la salida de la clínica.

Susana Giménez se había puesto en las manos de Máximo Ravenna para que el prestigioso doctor la ponga en forma y más a gusto con su cuerpo. Hoy, con un par de sesiones en el lomo, la Diva no podría estar más satisfecha consigo misma.

La semana que pasó la tuvo nuevamente en el “Centro Terapéutico Máximo Ravenna”. Llegó íntegramente vestida de negro, con un pantalón, una polera y botas. Además de un tapado de piel que le llegaba a los tobillos.

Estuvo 25’ con el doctor y ahí, en la intimidad de su consultorio, le confesó que rompió la dieta el domingo, después de su debut cuando se fue a cenar con su equipo de producción para celebrar el buen rating que la respaldó el pasado domingo. Pero ojito, que le aclaró a Ravenna que rompió la dieta por tomar champagne y no en la comida. Acto seguido, el doctor se río por el comentario.

Susana sigue al pie de la letra la dieta que le encomendó Máximo, abundante en carnes blancas y con pocas carnes rojas, mediante el sistema de viandas. Que sigue al pie de la letra la dieta de las viandas, de más de 600 calorías. Esa rigurosidad le permiten seguir bajando de peso y, es más, al salir de la clínica exclamó: "Ayyyy, qué lindo. ¡Mira cómo se me caen los pantalones! Esto es por la dieta de Máximo.

No hay comentarios: