11 ago. 2010

LA TURCA TINELLI



La emisión del martes pasado de ShowMatch anotó 31.5 puntos, con picos de 36. Y más allá de volver a ser lo más visto del día, disparó una comparación que no pasó desapercibida: en materia de medición, fue superior a los 28.3 del día anterior, con el inflado regreso y el discurso de Fort como protagonistas. ¿Y qué fue lo que hizo levantar la térmica del programa? Bueno, justamente el levante de Tinelli, quien aprovechó muy bien la presencia de tres señoritas interesadas en ocupar un lugar en su corazón (por decirlo de una manera romántica). Y en ese escenario, la que se llevó los laureles fue una cordobesa de armas tomar: Patricia "Coki" Ramírez. La ex modelo -que llegó al piso de la mano de su amigo "La Mole"- es bien conocida en Córdoba como cantante, rol que además de un disco propio, incluye trabajos con Fito Páez, Julio Iglesias (con quienes también sonaron rumores de affaires) y Alberto Plaza, con quien vino a San Juan y le dio un espacio para lucirse fuera del coro. Atractiva y decida, la chica de abrigo animal print -que Tinelli no tardó en sacar- estuvo muy lejos de amilanarse por el preciado lugar que durante varios minutos tuvo junto (muy junto) al pope de la TV vernácula, cuya soltería y disponibilidad ya es uno de los pilares del show. Como pancha por su casa, lo apuró más de una vez: arrancó dándole un beso muy cerca de la boca, lo tomó de la mano, "le" cantó Abrázame de Iglesias con plus franela y vaya a saber qué le dijo en secreto, tomándole suavemente la cara. La cosa es que Tinelli terminó confesando un "no sé qué decir" -que tuvo como respuesta un "No digás nada, hacelo", de Coki- y saltando encima de La Mole a modo de agradecimiento por el "bombonazo".

Pero no todos estaban tan contentos. Fort y las bailarinas bajaron el pulgar, y encima Marcelo tuvo que remarla con Laurita -surgida del casting del millonario y primera aspirante oficial a novia de Marce- que ofendida por la escena, se retiró llorando del estudio (claro que después volvió).

"Me sentí incómoda y me quise ir a mi casa. Me puse muy celosa. Todos estaban en contra mía y me puse a llorar", se quejó la chica de Carapachay, antes que su pretendido -entusiasmado con la nueva- aclarara que no había tomado ninguna decisión todavía. Y como si fuera poco, de la tribuna saltó otra opositora, "La Turca", que le gritó un "¡no te entregues!" a Tinelli y aprovechó para plantarle un beso. Y eso que no estaba Francese, devenida a guardabosque que supo confesarse confundida respecto a sus sentimientos hacia Marce. ¡Maestro! grita eufórica la hinchada.

No hay comentarios: