29 sept. 2010

¿QUE ES LA MUERTE SUBITA?



La muerte súbita es una de las situaciones que más golpea a los familiares y amigos de la víctima. De manera inesperada, el afectado sufre un parocardiorrespiratorio y fallece, sin que nadie pueda hallar explicaciones.

Los expertos definen este cuadro como el deceso de manera inesperada, que puede desencadenarse incluso en un minuto. “Es la ausencia de pulso, de respiración, de conciencia inesperada, en forma natural, espontánea y de un minuto para el otro. Deja de funcionar el corazón, hay una fibrilación ventricular”, explicó la médica Marcela Gotlib (MN 61.893) en C5N.

Con respecto a la posibilidad de identificar síntomas que llamen la atención sobre el riesgo de sufrir un incidente de este tipo, Jorge Lerman, profesor de Cardiología de la Facultad de Medicina de la UBA y jefe de Cardiología del Hospital de Clínicas, señaló a Infobae.com que “dada la inmediatez del fallecimiento, es imposible”.

No obstante, sí se puede detectar con anticipación una serie de factores predisponentes que, en última instancia, podrían llevar a este desenlace. Para lograr esto “están los chequeos médicos”, dijo. “Una persona va el médico, quien le hace unas preguntas básicas, lo revisa, le toma la presión, el pulso y lo somete a un electrocardiograma. También le receta una batería básica de exámenes de laboratorio”, enumeró Lerman.

Frente a algún resultado anormal, “por ejemplo de que exista la posibilidad de un problema cardíaco”, se avanza en los estudios y se alerta al paciente y los familiares sobre la posibilidad de que ocurra un evento de este tipo.

Si bien es más común que la muerte súbita ataque a una persona de mayor edad, más aún si cuenta con antecedentes de enfermedad cardíaca, no están exentos los jóvenes ni los bebés. En ese sentido, Fernando Scazzuso (MN 83184), electrofisiólogo y jefe del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, señaló que “a partir de la edad de 35 años la enfermedad prevalente más importante es la enfermedad coronaria, por lo es importantísimo concurrir al médico y someterse a un examen físico que incluya un electrocardiograma”.

“A partir de los 35 años hay una muerte súbita cada 1.000 personas considerada normal en la población en general”, agregó.

Lo importante, concluyó Lerman, es que el público conozca la forma correcta de aplicar maniobras de resucitación para ayudar de inmediato ante un incidente de estas características

Fuente: Infobae.

No hay comentarios: