29 feb. 2012

Entrevista a Jorge Sassi, "Emilio de Dulce Amor"


La relación que Jorge Sassi mantiene con sus personajes es profunda, visceral, algo trágica, si se quiere. Cuenta que los crea, los quiere y disfruta mientras duran y, cuando es el momento, no duda y los mata. De hecho, alguna vez se autodefinió como un “cementerio de personajes”. “Lo dije en un sentido metafórico, en el sentido de que los tengo en mí, pero no los he seguido, no los he explotado comercialmente”, explica.

“Yo me juego en mis personajes. Siempre me gustó componerlos, ponerles cosas mías. Por eso ellos siempre me ganaron a mí”, considera Sassi. Pero se refiere principalmente a sus primeros éxitos televisivos. Cuando interpretó a Félix, aquel capataz de estancia en Amo y señor, o cuando repetía el latiguillo “¡Pechito argentino!”, a fines de los 80, junto a Tato Bores. “Yo no entendía, por no estar capacitado todavía, el hecho de que el personaje no se apagara en la calle. Se metía con mi identidad. Me gritaban ¡Pechito! Y yo decía: `¿Qué Pechito? Soy Jorge Sassi´”.

Actualmente interpreta a Emilio Mejía en Dulce amor (a las 22.30, por Telefe), un mayordomo gay que le aporta una importante dosis de humor a la tira. “Emilio tiene algo clownesco, esa cosa de la Comedia del arte italiana que tengo también yo como actor, que está en mi raigambre”, describe Sassi. Con 45 años de carrera a cuestas, hoy su nombre se impone sin esfuerzo por encima de cada uno de sus personajes. “Esto es el resultado de la acumulación. Es un camino que debía ser construido con el paso del tiempo y con el resultado de los trabajos. Es como un empedrado que hubo que hacerlo piedra por piedra. Eso ya lo entendí, pero en algún momento lo debo haber sufrido”, evalúa.

Leé parte de la entrevista.


¿Alguna vez renegó del éxito de esos viejos personajes?
¡Nooo! Les tengo un afecto, un amor, un agradecimiento... Me han permitido crecer y evolucionar como ser humano.

¿Y cómo se lleva con su última creación, Emilio Mejía?
Cuando te proponen hacer un personaje gay, para un actor que no es gay, es un desafío maravilloso, porque tenés todos los permisos. Después depende de lo que vos construyas. Si construís un estereotipo, un descalificador, un extremo, lo discriminás. Porque un actor puede discriminar a un personaje.

¿Es un desafío generar humor interpretando un mayordomo gay en una época de tanta corrección política?
Sí, claro, porque hay una gran sensibilidad, que a mí no me parece mal, al contrario. Esto del estereotipo y de la discriminación es donde yo pongo la atención. Por respeto y porque lo tomo como un desafío actoral, el de manifestar cosas más creativas. Y entonces buscás profundizar en la mirada, el gesto, porque si no es mucho más fácil: sacás el gritito, la muñeca quebrada y ya está. Y no. A mí me interesa la parte humana. Yo tengo profundidades con Emilio. Me ha permitido ponerle cosas mías, ponerle emociones, sentimientos.

También es el que rompe con humor la tensión del culebrón.
Sí, claro, porque yo le pongo ese humor con el que me río de mí y de Emilio. ¿Cómo no me voy a reír si es maravilloso? Tiene características muy lindas, mucha ternura. En la casa es como un amo de llaves y pivotea entre todos los demás. Es el mediador, el contenedor.

Antes de Emilio hizo a Montefusco en “Valientes”. ¿Se siente más cómodo en las tiras?
Yo agradezco a la tira, soy un actor que no reniega de la tira. Creo que la telenovela diaria es un entrenamiento impresionante. Hay generaciones de actores que tienen que estar agradecidos del training que obtuvieron de las tiras. El prestigio es una paparruchada: te estanca como actor, no te permite avanzar. El actor prestigioso resulta aburrido. Yo me corro, y me corrí toda mi vida de ese lugar. Yo quiero prestigiar lo popular, en todo caso; no descalificarlo. Creo que todo tiene que ser hecho con el corazón y con total entrega.«

Fuente: Clarin.

4 comentarios:

gigi dijo...

EXCELENTE ACTOR, EN TODAS LAS DISCIPLINAS, TENDRÌAN Q CONTRATARLO MAS, HACE MARAVILLAS CON SUS PERSONAJES, ES UN DISFRUTE VERLO SIEMPRE EN CUALQUIER LUGAR QUE ACTÙE. BIEN POR LA TELENOVELA, ESPEREMOS Q EN ABRI O MAYO IBOPE NO MIENTA CUANDO VUELVA TINELLI.

Anónimo dijo...

Es un actorazo...Me encanta. Deberían darle más reconocimiento.
Me mata "Emilio" y me encantaba "Montefusco".
¡Lo mejor de Dulce amor!

lukas dijo...

era tucumano emilio?de san pablo=?

Anónimo dijo...

Emilio es un GENIO, con su cariño y su humor puede todo !
Su personaje demuestra que todo se logra con perseverancia, y con respeto !