10 abr. 2012

Entrevista a Franco Pucci, 'Nano' de "Dulce Amor"

"No soy un chico común"

A los 9 años debutó en TV en "Dulce amor" (Telefe).

Fue elegido entre 200 niños. Y avisa: "Tengo novia, no estoy disponible".

 No me gusta el fútbol, no como otra fruta que no sea manzana o banana, no tomo otro helado que no sea de dulce de leche, soy todo lo contrario a mi familia, y ahora dejé el vicio de la Play gracias a que trabajo en la tele. Y tengo pensado ser médico y actor...

-¿Vas a poder ejercer ambas profesiones? 
-Voy a tener tiempo para todo. Y sino, escuchate este chiste: actuaré de médico. O seré un actor que cura.

Leé la jugosa entrevista a Franco.


Basta escuchar la lógica de Franco Pucci para entender por qué se impuso entre 200 niños de un casting. Si es cierto que la verdadera patria de un hombre es su infancia, este hombrecito de nueve años goza de sólidas raíces. Hijo adoptivo de Juan Darthés en Dulce amor (Telefe), con su personaje de Nano no sólo inauguró oficio de actor, sino club de fans. "Ya hay chicas en la puerta del estudio esperándome a que entre para pedirme fotos", advierte y lanza otra munición discursiva: "Tengo una novia desde el 7 de octubre pasado, Kailee, que es compañera del colegio. Así que para las que me buscan, aviso, no estoy disponible".

Franco -adjetivo que lo inunda-, nació un 15 de abril de 2002. Criado en El Palomar, al año su madre, jura, le veía "una chispa inusual" como para protagonizar publicidades. "No me llamaban nunca, hasta que a los cinco años recién quedé en un casting", se ríe. El juego tomó otra forma y, luego de protagonizar un spot de salsas, el pequeño aspirante a estrella fue por más. "Era la gente la que me convencía, Llevalo, llevalo", aclara su madre, Cristina. "Si había un casting o un cumpleaños, yo le daba a elegir. El hace lo que le gusta y yo sólo intervengo para cuidarlo".

Fue el padre de otro "talento en miniatura" (Rodrigo Noya) quien llevó las fotografías del niño a una agencia. Era compañero de trabajo de la madre de Franco y se ofreció como mediador. Ese fue, entonces, el comienzo de un camino por los sets de filmación. La cara de Franco llegó a los Estados Unidos y a Chile gracias a la publicidad. "Además, en la película Belgrano hice del hijo de Belgrano (Pablo Rago)", cuenta orgulloso Pucci.

La música es su otra inquietud precoz. Como un músico aplastado por la experiencia, cuenta que "tenía una banda que ya se separó". Y explica con elegancia semejante fugacidad: "Nos llamábamos los Crazy guitar. Duró unos tres años.

Teníamos pensado hacer un concierto en un bar, pero no pudo ser", se lamenta. "Igual sigo tocando la guitarra eléctrica".

Alumno de quinto grado del colegio Emaús, experto en esquí, aprendiz en snowboard, lector voraz de Gaturro e hijo único, cuenta que sus padres trabajan "en el tema de la energía". Y amplía: "Mi papá trabaja en una central eléctrica y mi mamá en Edenor. ¿Ellos me habrán pasado tanta energía a mí?", se ríe.

"Soy hijo único, pero pensándolo bien, mi árbol genealógico es grande. Yo tenía un bisabuelo o tatarabuelo actor", suelta el dato, pero aclara que nadie pudo aportarle mayores precisiones a la cuestión hereditaria. "Mi mamá me dijo, Desde que tenés un año te tengo anotado en una agencia. ¿Vos querés? Y le dije que sí. Más adelante quiero estudiar técnicas de actuación. Todavía no creo que soy famoso, pero me gusta que en la calle me llamen Nano por mi personaje", monologa.

"¿Sabés qué es lo más raro de trabajar en la tele? No es extraño mirarte, lo extraño es ver ahí a los actores a los que conocés personalmente", reflexiona. Y de no ser por sus saludos a "la abuelita Ñata" y su perro Olivia, uno creería que el que habla es un adulto.

Los sueños de Pucci están lejos de la televisión y los flashes. Dice que le hubiera gustado trabajar con "Michael Jackson, pero ya no va a poder ser, porque se murió", y que ahora sólo espera poder visitar "los Estados Unidos".

"Nano es un chico bueno como yo. No es que yo diga que soy bueno, pero la gente me lo dice", se despide el hombrecito de los nueve años tan bien llevados, el mismo que cada noche tiñe de ternura la telenovela más vista. "Tengo que ser humilde. Eso me repiten todo el tiempo mis papás para que yo no me olvide. Y no me olvido. Porque no importa la fama. Lo que importa es ser buena persona".

Gentileza de Clarin.

2 comentarios:

Eliana dijo...

Hola! una pregunta, como es el nombre completo de Cristina, su mama? Osea, el apellido! gracias.

Mikyy_pipo dijo...

U.u Que Baon Que Tenga Novia Xq Toy Super Enamrada Deee El Jjaajaj.... Bueno Sos Rre Lindo Nene...♥♥ Besoss...