24 abr. 2012

Jorge Rial rompiió el silencio: "Estoy enamorado"


Jorge Rial sorprendió a todos al viajar a Italia con Mariana "Loly" Antoniale, confirmando con fotos una relación que hasta entonces era desconocida por el público. Si bien él ya había hablado sobre su separación, hasta ahora no se había referido a su romance con la modelo de Leandro Rud.

El conductor de Intrusos decidió romper el silencio en su programa de América, mediante una charla telefónica desde Roma con Luis Ventura. "Estoy muy bien, jugando tiempo extra en un partido que parecía que se terminaba. Estoy feliz por un montón de cosas. Estoy con Mariana -aunque la gente se queda con Loly que es la famosa- hace dos meses que estamos en pareja, simplemente no se sabía, no lo hacíamos público", detalló el periodista.

"Tuve ganas de viajar con ella. Me siguieron, no me corrieron, estuve con los paparazzi charlando porque Soy una persona pública y lo sé, mi vida pública está expuesta y todo el mundo tiene derecho a opinar", agregó Rial, al ser consultado sobre el acecho de la prensa en Venecia.

"Hace dos meses que estamos saliendo. No podíamos salir y yo no tenía por qué esconderla. Mis hijas fueron las primeras en enterarse. Luis vos lo sabés, te lo conté, con el único que hablé es con vos porque sos mi hermano. Vos sabés bien todo", le dijo a Ventura.

Seguí leyendo y mirá el video.


"A mis hijas las junté un día en un shopping y les empecé a contar. Cuando terminé de contarles todo, me miraron, me dijeron '¿vos estás bien papá? Bueno, vamos a comprar algo'. Son chicas con transparencia, no están contaminadas por toda la mierda que está dando vuelta. Mis hijas son mi vida, acá pasó eso, fue muy simple, no hubo nada raro. Hoy no lo ven como algo raro".

"El año pasado no estaba feliz, ustedes lo veían en mi cara en Intrusos, pero tenía miedo a la soledad. Mis hijas la conocen, sentí que la tenían que conocer porque nosotros tenemos prejuicios y quería. Era una prueba de fuego por si no encajaban, pero a los 15 minutos escuché risas, carcajadas. Para todos los que están preocupados por mis hijas, quédense tranquilos que están muy bien mentalmente. Si les hacen el ADN a mis hijas, van a ver que son hijas mías, aunque sean adoptadas. Ser padre está en otro lado, no está en una prueba, tiene que ver con otra cosa".

"Se terminaron 20 años de relación con mucha tristeza porque en algún momento nos amamos mucho, yo no hubiese sido lo que soy hoy sin ella, pero uno no puede quedar atado a una historia que ya no encaja con vos. Estamos en trámite de divorcio, pero me siento un hombre libre para decir un montón de cosas. La última opinión, la que vale, es la opinión de mis hijas".

En cuanto a las versiones sobre la supuesta llegada de un hijo con su nuevo amor, Rial dijo que Mariana "no está embarazada".

"Vinimos a Italia porque en Buenos Aires no podíamos salir. Elegí Italia porque es una ciudad que amo y me siento cómodo. No fue una presentación porque mis amigos ya lo sabían. Mi familia son mis hijas, Morena, Rocío y yo, ese es el núcleo familiar mío. Ojalá que con Mariana pueda formar una nueva familia. Ya tengo 50 años y a esta edad no puedo estar para joder, para andar picoteando. La vida te da sorpresas, me tiró un centro y yo tenía ganas de cabecearlo y lo cabeceé".

"Mariana tiene 24 años, pero me demostró que es muy madura, se bancó no salir durante estos dos meses. Se bancó no estar conmigo por dos semanas seguidas. De todas maneras, yo le aclaré que no sé si quiero tener otro hijo. Obviamente que en el fondo sí quiero. Lo otro que le dije era que la iban a acribillar, a masacrar. Pero ella me dijo que estaba dispuesta a bancárselo y la verdad se la está bancando".

"Hay una historia que me la voy a guardar yo, por respeto a mis hijas y por respeto a Silvia. Se la bancó al lado mío, pero se terminó. Ella seguramente tendrá oportunidad de formar una pareja, hasta puede tener hijos también, ojalá que lo haga. Para mí la plata es una absoluta pavada. Lo único que me importa son mis hijas. Me reprocharía no haber sido feliz un poquito antes, de lo de ahora, nada. Cuánto tiempo voy a aguantar la clandestinidad. Terminé un matrimonio, pasé un tiempo solo, conocí a Mariana, nos enamoramos y punto. Quiero ser feliz y ya la mirada del otro no es tan importante como cuando sos más joven".

"Ojalá que esto se convierta en algo fuerte, hoy estoy viviendo el presente. Recuperé el valor de la sorpresa. Me divertía con lo de 'Tío Rial', pero nunca la vi como algo más que una invitada. Con ella me encontré de casualidad y me hizo reír mucho. No pasó nada en ese momento, le mandé un par de mensajes y después me fui solo a Miami. Me despojé de la mirada que tenía de ella como invitada y empecé a mirarla como mujer, me gustaba. Está acá, al lado mío (se escuchó su risa) y cuando vuelva creo que las primeras semanas van a ser de tormenta. Ella no tiene temor. No es una guerra, es apenas mi vida, que no es tan importante tampoco, pero quédense tranquilos que estoy bien".

"Su carrera va a ser su carrera, yo no me meto. Me pregunta, le digo, pero no me voy a meter, tiene una carrera por delante. Acá en Italia se paran para mirarla".

Fuente: Infobae.