5 abr. 2012

Nicolas Cabré rompió el silencio


En un día de descanso, porque no hubo grabaciones en Pol-Ka, Nicolás Cabré decidió dar la cara, después de todo lo que se dijo sobre su vida amorosa, especialmente en los últimos días en los que salieron publicadas unas fotos suyas en el departamento de Eugenia "la China" Suárez, mientras sigue casado con la actriz Eugenia Tobal.

Finalmente, el actor de Los Únicos rompió el silencio en el programa de Viviana Canosa y aclaró que nunca le fue infiel a Tobal. "Estoy incómodo, odio tener que hacer esto. Lo que pasa es que llega un momento en que es medio difícil dejar que se especule tanto y que digan cualquier cosa. Tengo muchas ganas de hablar. Se meten con muchas cosas que son dolorosas, que cada uno lo vive a su manera, pero yo estoy muy tranquilo, más allá del dolor", comenzó.

"Yo no engañé a nadie", aclaró Nicolás, y siguió: "Nosotros nos separamos por otras cosas. Saben perfectamente que no es por una infidelidad de ninguno de los dos, ella también lo sabe. Tuvimos problemas y creímos y seguimos creyendo que es mejor parar las cosas a tiempo. Lo más sensato era terminar con la relación y es lo que hablamos antes de separarnos entre noviembre, diciembre y enero".

Las declaraciones completas.


"La peleamos, tratamos de buscarle la solución, pero no la encontramos. Se hablaron muchas cosas que a mí me dolían, no me sorprende que me tilden de 'el hijo de puta'", se quejó el actor de 31 años.

"La gente habla porque es gratis, quisiera saber si los comentarios en Internet fuesen pagos, cuántos comentarían. No está en mí aclarar las cosas, la gente que tiene que saber, lo sabe. Eugenia sabe por qué nos separamos y no fue una infidelidad, sino hubiera estallado en diciembre".

"Hablan por hablar. Ven una foto y entonces hablan. Nunca van a decir, 'se juntaron, hablaron y se fue'. Uno no puede estar remarcando todo, pero cuando lastiman a las personas ya es más terrible. Yo no fui infiel, no nos separamos por una infidelidad. Hoy por hoy todo es doloroso y entiendo el dolor, la frustración y el enojo. No necesito ponerme un cartel que diga 'estoy triste' y salir a la calle. Me encantaría salir a divertirme e ir a un bar con amigos, pero no puedo. A veces me canso que se hable de todo con desparpajo y una liviandad".

"Creen que la pérdida de un embarazo afecta sólo a la mujer y yo no me cago en nada. Me guardo los dolores para mí. Todo se usa en contra. Entiendo que Eugenia esté enojada, no estamos de acuerdo en muchas cosas, por algo nos separamos por diciembre, enero y la revista Gente se entera antes que yo que se rompió la relación. Jamás voy a decir el por qué y no hay culpables, los dos sabemos cómo actuamos".

"Uno nunca está preparado para este tipo de cosas (perder un bebé). Es muy dolorosa, es una piña en la boca que no esperás. Pero le pasa a muchas personas y no quiero que usen eso para hacerme mierda. No hay una guerra entre Eugenia y yo, pero ya es casi un tema judicial. Ya estábamos separados desde antes de irme a España y no es un gran mérito hacerme quedar como un hijo de puta".

"Yo sé que Eugenia es una gran persona y por más que me quieran hacer creer que se pone el anillo porque lo dijo su abogado, yo me casé con la misma ilusión. Simplemente, hay cosas que no van y se tienen que terminar. Lamentablemente, termina siendo un circo, por eso no voy a hablar más en mi vida. Ya estaba planteado que cada uno podía hacer lo que quisiera".

"El abogado que tiene Euge ahora me comió la cabeza para que le haga juicio a Jorge Rial por haber sacado fotos en mi casamiento y fui yo el que dijo 'no, no se hace nada'. Si yo hubiese podido que no se viera ninguna sola foto, me hubiese salido por la mía. Pero no voy a hacer un juicio, yo la plata la gano trabajando, no especulando. Después habrá eotras personas que buscan el rulito para decir 'ahora sí lo embocamos'".

Fuente: Infobae.